Cine y marketing

De todos los ámbitos que se sirven de estrategias de marketing para promocionar marcas y contenidos, el cine es una de las industrias más virales. Y es que la cantidad de géneros y temáticas admitidas dentro del sector cinematográfico permiten una gran amplitud de recursos a la hora de planificar promociones.

El cine lleva consigo una gran baza: la expectación. Teasers, trailers e imágenes promocionales constituyen toda una serie de mecanismos que se activan incluso antes del rodaje de una cinta y que se prolongan hasta el momento en que ésta se encuentra en la gran pantalla. El poder viral de todos estos elementos es el principal recurso de marketing de la industria, que sabe captar la atención de la audiencia y mantenerla.

La cantidad de formatos que admite la campaña de una obra cinematográfica es muy extensa: todo depende de si la productora prefiere optar por métodos más clásicos o arriesgar con nuevos métodos que puedan generar un impacto mayor. También depende en gran medida, claro está, del presupuesto que una película puede dedicar a su campaña de promoción, aunque hay excepciones que, sin gastar apenas nada, tuvieron un gran éxito.

Uno de los ejemplos más claros de este tipo de viralidad sin apenas presupuesto fue El proyecto de la bruja de Blair (Daniel Myrick y Eduardo Sánchez), un filme que se promocionó como si en vez de una ficción hubiera sido un documental; los casi 250 millones de dólares de taquilla que logró lo han coronado como uno de los filmes más rentables de la historia del cine. Así que podríamos decir que, en cierta manera, innovar en el terreno de la promoción con ideas ingeniosas que requieren poca inversión ayuda a aquellas producciones que no disponen de presupuestos demasiado elevados.

cine-y-marketing

Vamos a hablar de algunos de estos recursos según el punto del proceso cinematográfico en que se encuentren.

Recursos pre-estreno

Los infalibles teasers y trailers, presentes casi desde los inicios del cine, aún hoy no se pueden desdeñar como efectivas estrategias de promoción. Eso no quita que haya películas que innoven ofreciendo “pedacitos” de carteles promocionales que los usuarios tengan que ir destapando o pequeños puzzles para subir el hype. El humor como recurso para generar contenidos con los que empatizar con la audiencia es también efectivo en determinadas producciones; por ejemplo, la reciente Deadpool usaba a su descarado personaje principal para carteles promocionales ligados a temas como el cáncer de mama o de próstata (donde Deadpool explicaba cómo tocarse debidamente para detectarlos). Una campaña de concienciación diferente y muy acorde al personaje.

Recursos durante el estreno

Cuando una película se encuentra en el momento justo de estrenarse no es raro oír hablar de estrategias de street marketing; su efectividad se basa en su fácil viralidad y, si la temática de la cinta lo admite, pueden dar pie a campañas muy creativas. Un ejemplo de ello lo podemos encontrar en el remake de la película Carrie. El film trata sobre una chica con poderes psíquicos, y los clientes de una cafetería de Nueva York pudieron ver una “muestra” simulada. El vídeo, claro está, se hizo viral con más de 60 millones de visitas.

No es el único filme de terror que ha explotado diferentes vertientes; Paranormal Activity se rodó con muy poco presupuesto y logró una gran taquilla gracias a su campaña de marketing on line, colgando vídeos de reacciones de personas viendo el film o logrando que la gente solicitase que proyectaran la película en su ciudad.

Las aplicaciones para smartphones y redes sociales también han abierto una nueva veda en este tipo de promociones; cuando se estrenó Ted, una película sobre un oso de peluche bastante irreverente, podías integrar la imagen del personaje en tus fotos personales, logrando esa comicidad tan adecuada. Eso sin contar con que el osito tenía perfiles en redes sociales como Twitter o YouTube.

Recursos post-estreno

Uno de los recursos que podemos encontrar una vez estrenada la película son las páginas web centradas en ampliar lo que ya sabemos por la película. Todos aquellos con ganas de descubrir algo más pueden encontrar material adicional especialmente ideado para disfrutar tras el film.

Eso sin contar con la gran máquina de marketing que resultan los extras incluidos en los DVDs y Blurays, todo un reclamo para saber un poco más de las películas que llenan la gran pantalla.

Artículos relacionados:

Tagged with:     ,

About the author /


Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¡Compártelo!
Cine y marketing