Contenidos multimedia, la clave del éxito en Internet

citm

La era digital ha supuesto un cambio profundo en nuestra manera de comunicarnos. Internet se ha convertido, para una gran mayoría, en la principal vía de acceso a la información de todo tipo, al ocio, a las compras e incluso a los contactos personales.

Periódicos, revistas, cine o teatro tradicional siguen teniendo su espacio, pero está claro que se han abierto otros canales para que se dé la conexión entre público/lectores y comunicadores.

Páginas webs, blogs, tutoriales, apps… los más variados contenidos viajan a toda velocidad  llenando el “ciberespacio” y estando totalmente presentes en nuestro día a día. Esos contenidos también han cambiado y ahora, la palabra, la imagen, el sonido y el diseño van de la mano. Un texto estático en una web no es capaz de atraer y retener por más de dos segundos a alguien que se acerque a ella. Para que una web resulte efectiva es indispensable que cuente con contenidos multimedia de calidad, pero…

¿Qué son los contenidos multimedia?

Los contenidos multimedia son la base de la comunicación actual. En ellos tiene cabida cualquier elemento que sirva para este fin: el texto, la imagen fija (fotografía) o en movimiento (vídeo), el sonido, los gráficos o infografías… en un sitio web, cada uno de estos elementos debe tener su propio espacio formando un conjunto armónico y equilibrado que consiga dar respuesta a una necesidad concreta de aquel que entra, siempre buscando algo, en una determinada web.

Para lograr el éxito en esta misión, los actuales creadores de contenidos necesitan una formación amplia y especializada. No solo han de conocer las herramientas tecnológicas que los hagan posible, sino también tener una sensibilidad especial para llegar a conectar con los diferentes tipos de usuarios. Son diseñadores, programadores, escritores, productores, editores… los mejores profesionales del sector, han tenido que aprender conceptos muy diversos para que sus contenidos resulten tan atractivos como eficaces. No es fácil porque el nivel de exigencia de la industria digital y de los consumidores cada día es más alto. De hecho cada vez son más los que optan por estudiar un Grado en Multimedia si el objetivo es convertirse en un profesional de este sector en el que no faltan oportunidades laborales.

Sin duda, este tipo de trabajo requiere el dominio total de las distintas técnicas que permitan crear, desde una web corporativa, hasta una tienda on line pero, además, exige el desarrollo de la propia creatividad para que los contenidos “enganchen” por su originalidad y dinamismo. No hay que olvidar que son millones los sitios webs visitables. Por supuesto, el posicionamiento SEO es fundamental pero también lo es conseguir que quien llega a un website supere la barrera de los 5 segundos de permanencia y no pase de largo. Eso solo se logra con unos buenos contenidos multimedia.

¿Qué contenidos hacen atractiva una web?

En primer lugar hay que insistir en que este tipo de contenidos son algo “vivo” y efímero, es decir, deben atraer el mayor número de visitas posibles y lograr un mínimo tiempo de permanencia. Deben renovarse con una frecuencia adecuada porque la velocidad de la comunicación actual hace que resulten obsoletos en poco tiempo.

Por eso, a nivel práctico, hay que tener claro que el mantenimiento del sitio es importante. Invertir en nuevos contenidos multimedia de calidad siempre resulta rentable, tanto si hablamos de un blog personal como si se trata de una web empresarial.

A la hora de crearlos, algunas premisas que los desarrolladores han de tener en cuenta para que resulten efectivos son:

  1. Diseño atractivo y variado. Está claro que la primera impresión es determinante a la hora de permanecer o abandonar una página. Un bloque de texto carente de cualquier elemento dinámico no invita a quedarse. Imágenes que cambian, banners con movimiento, un video de presentación (por ejemplo en el caso de una empresa), una encuesta que anime a la participación, un recorrido virtual o una galería de imágenes (por ejemplo en páginas de viajes o de hoteles), un aula virtual (para contenidos e learning), un nuevo videojuego en formato prueba… las opciones para enriquecer contenidos y hacerlos más atractivos no tienen límites.
  2. Calidad de los contenidos. No todo vale. La inmediatez de la Red hace que en ocasiones la esencia del contenido, lo que realmente se quiere transmitir, se pierda. Un texto de calidad, que aporte datos interesantes; un video artístico hecho con técnicas elaboradas; una buena infografía que combine imágenes y textos y sirva para ilustrar y explicar correctamente cualquier tema, son solo algunos ejemplos para entender que lograr atraer usuarios depende, en gran parte, de la calidad de los contenidos que se ofrecen.
  3. Posibilidad de interactuación. Sin duda es la tercera clave para situar a una web entre las mejores. Ya lo hemos dicho, el concepto de comunicación actual poco tiene que ver con el de hace unos años. Ahora, poder expresar y compartir las propias impresiones sobre los contendidos a los que hemos accedido es básico tanto para el usuario, como para una web que quiera aumentar su visibilidad.

Artículos relacionados:

About the author /


Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¡Compártelo!
Contenidos multimedia, la clave del éxito en Internet