El email como herramienta de marketing está vivo o muerto ?

Con la aparición explosiva de las redes sociales, con Facebook a la cabeza, se puso en duda de que el correo electrónico pudiera sobrevivir como herramienta de marketing. Por algunos sitios de comercio electrónico se deslizó alguna frase como “el correo electrónico está muerto”, pero la realidad indica que el mismo sigue siendo una herramienta, que bien utilizada, no puede faltar en una empresa que venda en la red.

La buena y eficiente utilización del correo electrónico o email como herramienta de marketing pasa por tener en cuenta algunos detalles que configuran la forma de establecer un relacionamiento con el usuario-cliente de interés y estimulante para el mismo.

No es productivo, y es contraproducente, enviar correos electrónicos masivos, con una frecuencia alta, desestimando una atención especial del contenido del mismo. A pesar de que la lista de correo la hemos construído en base a la visita previa del usuario a nuestro sitio web y que los mismos se inscribieron con su email porque el contenido del mismo les resultó útil e interesante, dentro de los mismos existen matices de perfiles que hay que tener en cuenta.

Para realizar esto, es necesario la utilización de empresas especializadas en el envío de correos y no realizar envíos de los mismo desde tu propio servidor.

Existen empresas competentes en el mercado para focalizar esta tarea pero quizás las dos mas conocidas sean Mailchimp y Aweber. Las mismas tienen una diferencia inicial, la forma comercial con la cual actúan, mientras que la primera empresa es gratis (hasta cierto punto), la segunda es de pago.

Así como el contenido del sitio debe ser de interés para el visitante a los efectos de actuar como “carnada” y atraer a los suscriptores, el contenido del email debe ser suficientemente bueno como para que el lector que recibe el mismo le de una valoración de conveniencia y utilidad.

Este contenido puede tener muchos formatos en consonancia con los objetivos que persiga. Estadísticamente los contenidos de mayor éxito suelen ser tips, historias de éxito o tutoriales del tipo “Cómo hacer tal cosa”.

Hay que tener en cuenta dos factores que operan en forma negativa en la configuración del proceso de envío de correos electrónicos a los suscriptores: uno es no enviar correos con todos los días (lo recomendado es una o dos veces a la semana como máximo) y no enviar ofertas a los suscriptores en cada correo (está comprobado que se darán de baja en forma rápida).

Un elemento importante que compone el proceso automático de envío de correos electrónicos es el autoresponder o respuesta automática.

La importancia de esta herramienta radica en permitir que el sistema funcione sin la presencia del administrador humano de correos. Por ejemplo si la estrategia de marketing por email que estamos utilizando tiene como base un contenido en capítulos, éstos se envían automáticamente distanciados en un período previamente determinado en forma automática.

No todos los programas especializados en administrar correos tienen integrado por defecto el autoresponder, por lo cual es conveniente evaluar este punto antes de elegir uno. Por ejemplo, utilizando los dos programas que hemos mencionado arriba como más populares; Mailchimp que es gratis no cuenta con autoresponder, teniendo que pagar aparte para incorporarlo, mientras que Aweber ya lo ofrece desde el principio.

Crear contenidos que puedas enviar una y otra vez a cada nuevo suscriptor supone esfuerzo y trabajo pero una vez que lo tienes tu autorespondedor hará el trabajo por ti. Puedes estar enviando el mismo material el tiempo que tu mismo decidas sin tener que mover un dedo en el proceso.


Dardo Arevalo

Artículos relacionados:

Tagged with:     , , ,

About the author /


¡Compártelo!
El email como herramienta de marketing está vivo o muerto ?