Flash en el ojo de la tormenta, Steve Jobs empujó su caída.

El diseño de un sitio web es un componente que tiene mucha importancia en el objetivo de generar un impacto visual en el visitante y una de las aplicaciones que más se utiliza para esto es la Adobe Flash, que permite construir presentaciones donde el dinamismo y la movilidad son aspectos claves.

Pero si bien es importante lograr este impacto visual, hay que evaluar si su utilización no afecta otros aspectos no menos importantes, como la rápida carga de la página del sitio web, lo cual también adquiere su importancia para lograr que el visitante ingrese a conocer las propuestas y contenidos del sitio y no se retire por considerar muy larga la espera.

En los foros de usuarios de Internet, los usuarios de navegadores web se quejan constantemente de que los anuncios basados en Flash recargan considerablemente el rendimiento del microprocesador, lo cual no resulta amigable para los mismos. Tan es así que muchos sitios, si bien no han dejado de usar la aplicación, colocan una opción para los internautas para que puedan ” saltar” la misma y evitarla para que entren a ver sus contenidos que en definitiva es el objetivo que persigue el mismo.

Ahora un peso pesado del mundo informático, como Steve Jobs, presidente de Apple, le ha “pegado” duro en el último lanzamiento de su producto iPad, declarando, entre otras cosas:  “No dedicamos mucha energía en tecnologías anticuadas”, habría dicho Jobs, comparando luego a Flash con tecnologías en proceso de extinción como los lectores de disquetes, el CD, puertos antiguos para computadoras y las antiguas pantallas LCD basadas en CCFL (Cold Cathode Fluorescent Lamp), en lugar de LED (Light-Emiting Diode).

En reunión mantenida con grupos de empresarios de WallStreet, Steve Jobs,  habría dicho que Flash no sólo acapara gran parte de la capacidad de la CPU y es una fuente de agujeros de seguridad, sino también se trata de una tecnología en proceso de obsolescencia.

Estas declaraciones, podrían ser consideradas como subjetivas por parte del mercado si se considera que Apple está desarrollando aplicaciones que serán competidoras de Flash en forma directa, basadas en HTML5, pero solventó su declaración en el hecho que si el iPad utilizara aplicación Flash, la duración de la batería de este dispositivo, bajaría de 10 horas a 1,5 horas, lo cual fortaleció sus apreciaciones.

Sin duda, que es una declaración muy fuerte, que perjudica notoriamente el prestigio del producto de Adobe, que se encuentra criticado por varios frentes y tendrá que revertir esta situación para mantener su lugar en el mercado.

Artículos relacionados:

Tagged with:     , ,

About the author /


Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¡Compártelo!
Flash en el ojo de la tormenta, Steve Jobs empujó su caída.