Google podría recibir una multa muy importante por prácticas monopólicas en 2014

creditos: inteldig

creditos: inteldig

Tras tres años de negociaciones entre la Unión Europea y Google en torno a denuncias efectuadas por competidores del gigante de las búsquedas referidas a la utilización de prácticas monopólicas para quitarles visibilidad en los resultados de búsqueda, las mismas no llegan a un acuerdo.

Si bien Google ha presentado varios cambios que ofrecen a la competencia un mayor marco de acción, los mismos no llenan las expectativas de las autoridades europeas (ni de las empresas denunciantes), quienes han informado que los plazos se agotan y si bien Google todavía puede presentar nuevas soluciones, en enero de 2014 podría recibir importante multa (del orden de los 5.000 millones de euros, 10% de la facturación de 2012).

El el año 2010, la Comisión Europea recibió denuncias de abuso de posición dominante por parte de Google por parte de tres empresas. Estas empresas, fueron Foundem, un sitio que ofrece un relevamiento de precios en Gran Bretaña en una amplia gama de productos; el buscador de información legal francés ejustice.fr , y la tienda on line de Microsoft, Ciao!, cuya principal función es construir un foro sobre opiniones de productos.

Posteriormente en el 2011, Microsoft realizó también denuncias ante la Comisión Europea de prácticas monopólicas por parte de Google, sumándose la empresa francesa 1PlusV, que se dedica a servicios de búsquedas, que además presentó una demanda por 295 millones de euros por prácticas anticompetitivas en la Corte de Justicia Francesa.

Concretamente, lo que la Comisión Europea está aplicando en esta investigación es el artículo 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea que prevé que, empresas que sean dominantes en el mercado, puedan abusar de esta posición. El rol central es la regulación de monopolios. Se estima que Google posee más del 80% de las búsquedas realizadas por los usuarios en Europa por lo cual se puede considerar una empresa dominante en ese rubro.

El expediente abierto por la Comisión Europea se fundamenta en las quejas de los proveedores de servicios de búsqueda sobre el trato desfavorable a dichos servicios que realiza Google, tanto en las búsquedas gratuitas, como las patrocinadas por la misma. Se suma a esto una supuesta ubicación preferencial de los servicios propios de Google.

Como dato ampliatorio, hay que decir que Google a través de su motor de búsqueda, ofrece dos tipos de resultados cuando los usuarios buscan información. Estos son, los resultados gratuitos, también llamados “orgánicos” y los anuncios de terceras partes que aparecen en la parte superior y en el lateral derecho de la página de resultados de búsqueda, que son llamados resultados de búsqueda de pago, PPC o Adwords.

La denuncia que investiga la Comisión Europea y que ha determinado una solicitud a Google de adopción de modificaciones al respecto, se basa en que hubo un supuesto abuso por parte de la empresa aprovechando su posición dominante, bajándole el ranking en los resultados de búsquedas gratuitos a servicios de la competencia que se especializan en una línea específica, como el de comparaciones de precios (llamados de búsqueda vertical).

Además, las empresas denunciantes, también señalan que Google impone obligaciones de exclusividad para asociarse a la publicidad paga, lo que les impide la colocación de ciertos tipos de anuncios de la competencia en sus sitios web, así como de hardware y software, con el objetivo de perjudicar y evitar tener competencia en las herramientas de búsqueda.

En definitiva, ha pasado mucho tiempo (3 años) y las gestiones de Joaquín Almunia (Vicepresitente de la Comisión Europea y responsable de Competencia) con Google, tratando de llegar a un acuerdo con la empresa estadounidense para que realice cambios sustanciales en su estrategia comercial para no perjudicar a la competencia, no han logrado un cierre definitivo. Aunque, si es cierto que Google ha realizado ciertos cambios alineado a las solicitudes de las autoridades europeas.

Según declaraciones de Joaquín Almunia, todavía la pelota está en la cancha de Google, pero de no mejorar la situación respecto a la competencia, en enero de 2014, la Comisión Europea será la que deberá tomar decisiones y éstas pueden pasar por la aplicación de importantes multas al gigante de las búsquedas que involucran cifras muy importantes.


Artículos relacionados:

About the author /


¡Compártelo!
Google podría recibir una multa muy importante por prácticas monopólicas en 2014