¿Llegará el momento en el que un robot te reemplace en tu trabajo?

Antes teníamos televisores anchos, ahora los tenemos hasta con pantallas flexibles. Antes teníamos celulares – aún no llegaban a ser smartphonescon pantalla en blanco y negro, ahora tenemos mini computadoras en nuestras manos. Los tiempos avanzan y la tecnología aún más, y la robótica es un sector que ha tenido un crecimiento importante en los últimos tiempos, sobre todo desde que la inteligencia artificial ha empezado a hacer frente a la humana.

Quizás pones en perspectiva el título de este artículo y tu actual trabajo, y piensas que esto pasaría nada más en TNT. Pero la tecnología da pasos de gigante, y para nuestra sorpresa ya se han desarrollado prototipos de robots que tienen la destreza de simular algunos comportamientos humanos.

En la actualidad, el 8% de los puestos de trabajo son ocupados por robots, pero en 2020 este porcentaje se elevará al 26%. Robots que, además, serán cada vez más autónomos y capaces de interactuar y de ejecutar y tomar de decisiones más complejas. Gracias al ‘big data‘, los robots disponen ahora de una formidable base de datos que les permite experimentar y aprender qué algoritmos funcionan mejor.

Un informe del Foro Económico Mundial estimaba que hasta 2020 desaparecerán 7,1 millones de puestos de trabajo en los países avanzados y se crearán 2,1 millones. El avance tecnológico es de tal magnitud que un estudio de McKinsey estima que hoy mismo se podrían automatizar el 45% de las tareas existentes en EEUU.

Los trabajos que se verán más afectados por la robotización son aquellos en donde se realizan tareas repetitivas, como las operaciones contables y operadores de telemarketing, o los del sector de la construcción. “Por poner algún ejemplo, nuestros robots están realizando tareas muy variadas como la emisión de duplicados de facturas, la tramitación de reclamaciones, la conciliación bancaria (pagos y cobros) e incluso el pago de nóminas, todo ello sin necesidad de modificar las aplicaciones de las empresas (CRMs, ERPs, etc.) sino utilizándolas como lo hacen las personas”, explica Víctor Ayllón, creador de la empresa Jidoka.

En ese sentido, las profesiones que puedan sentirse más amenazadas son aquellas en las que se dedica la mayor parte del tiempo a operaciones de nivel rutinario, repetitivo y predecible.

Por ejemplo, recientemente se ha presentado uno de los más modernos avances en cuanto al juego en casinos se refiere. Su nombre es Min y es un robot que podría llegar a sustituir a los crupieres reales. Jay Chun, presidente de la compañía desarrolladora, Paradise Entertainment Ltd., ha asegurado que además de repartir cartas, están trabajando para que Min pueda reconocer facialmente a los clientes y podrá hablar con ellos en varios idiomas. Esta apuesta se aleja de lo económico, pero se espera que a largo plazo se recupere la inversión y termine siendo más rentable y eficiente que un ser humano.

Cuando empezamos a indagar en el asunto y nos damos cuenta que estamos en un mundo donde los robots empiezan a tomar terreno y empiezan a surgir interrogantes en cuanto al futuro humano en el mundo laboral. Por el momento, se puede afirmar con seguridad que todas aquellas profesiones que requieran de un esfuerzo mental creativo están a salvo.

En la actualidad aún no existe un robot que pueda imitar la inteligencia humana hasta tal punto de exactitud y seguramente – espero no pecar de iluso – nunca llegue a crearse. Aunque los pasos son enormes y los avances cada vez más prometedores, cabe destacar y tomar muy en cuenta que la inteligencia artificial es conducida mediante comandos que un humano ha programado con anterioridad, por lo que podemos tener cierta tranquilidad en ese sentido. El tiempo será quien dicte.

De igual manera, es evidente que nos encontramos ante una inminente robotización en donde el hombre será quien tendrá la tarea de hacerse un hueco laboralmente en una sociedad mecanizada. Para los empresarios esto puede tener sus beneficios al “olvidarse” de pagar salarios, pero habría que ver si esto tiene un beneficio general. Con humanos supervisando los robots, esta revolución puede que nos brinde una mejor calidad de vida, aunque aún hay mucho por esperar hasta que estas máquinas se amolden a nuestra rutina.

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

Artículos relacionados:

Tagged with:    

About the author /


Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¡Compártelo!
¿Llegará el momento en el que un robot te reemplace en tu trabajo?