Web 3.0 una abstracción posible

web30Internet acaba de cumplir 40 años a lo largo de los cuales ha sufrido grandes cambios, mejoras y saltos importantes en su desarrollo que han motivado la necesidad de dividir su propia historia en “eras” que conocemos como “generaciones Web“.

La primera de ellas, la Web 1.0 nace oficial pero informalmente hacia finales de la década del 60, y su principal característica fue su condición de “sólo lectura“, es decir que sus páginas estáticas, llenas de marcos, no permitían ningún tipo de interacción por parte del usuario. Todavía existen en nuestros días este tipo de páginas web creadas en HTML muy básico, con libros de visita online, botones GIF, formularios, etc.

Aunque algunos expertos ubican una generación denominada 1.5 que añade a las webs conocidas hasta el momento la presencia de los sistemas de generación de contenidos (CMS) y ciertas funciones HTML dinámicas, podríamos decir que hacia el año 2004 (35 años después del nacimiento de la Internet tal como la conocemos), Tim O´Reilly (escritor, editor y fundador de O´Reilly Media) acuñaba el término Web 2.0, también conocida como Web Social debido a la participación que el usuario comienza a tener tanto en el desarrollo de contenidos como de plataformas. La Web 2.0 es la que utilizamos actualmente y en la que existen comunidades, redes sociales, blogs, entre otras características que fomentan la participación e interacción de los usuarios y la web.

Por este tiempo se habla bastante de un nuevo salto tecnológico que nos ubicaría en los umbrales de la denominada Web 3.0 o Web Semántica, aunque en realidad no sean sinónimos. El término, creado por Tim Berners-Lee, no define con precisión las características de un nuevo concepto web ni la manera de lograrlo, sin embargo una aproximación bastante certera sería suponer la combinación de las funcionalidades web conocidas hasta el momento, sumadas a la aplicación de inteligencia artificial y su inclusión en nuestra realidad cotidiana, rompiendo definitivamente la barrera de los ordenadores, llegando a convertirse en Web 3D, multimedia y permanente. Algo difícil de imaginar pero absolutamente posible.

¿Será la Web 3.0 el último escalón de la evolución interactiva de la red? Absolutamente no. Nuevas ideas y desafíos nacen cada día para satisfacer no sólo las necesidades tecnológicas de nuestro tiempo, sino para consolidar el espíritu creativo e inquieto que ha caracterizado a la Humanidad desde sus orígenes.

Artículos relacionados:

Tagged with:     , , , , ,

About the author /


Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¡Compártelo!
Web 3.0 una abstracción posible