Las reglas de oro para escribir artículos orientados al posicionamiento

Las técnicas de posicionamiento pueden llegar a cambiar de la noche a la mañana. Google actualiza sus algoritmos de forma continua por lo que es bastante probable que lo que funciona en un momento dado, al día siguiente ya haya dejado de funcionar.

Google siempre ha recordado que hay que darle prioridad al contenido de la más alta calidad. El gigante buscador considera que el contenido es el rey y uno de los únicos criterios válidos como para poder posicionarnos a lo largo de todo Internet. Por mucho que se actualicen los algoritmos, este es un criterio que siempre se ha mantenido inerte.

Eso sí, es de vital importancia poder mantener criterios que nos ayudará a conservar una muy alta calidad cuando redactemos artículos y siempre estén orientados a conseguir la máxima interacción de cara al usuario.

También es interesante seguir las últimas actualizaciones de expertos del mundo del SEO, cómo Neil Patel, ya que así no te perderás nada importante.

Claves para poder redactar artículos orientados al posicionamiento

Palabras clave también en el título

Lo primero que debes de conocer es que los robots tienen que poder acceder al interior de tu página para poder indexar todo lo que sea relevante. Sin embargo, ellos van a empezar por el título, por lo que es de vital importancia que seamos capaces de optimizarlo de la manera adecuada.

Tenemos que ser ingeniosos para poder agregar la palabra clave también en el propio título. Eso sí, siempre asegúrate de que tenga sentido porque si solo añadimos la palabra clave por añadirla, ten por seguro que no va a resultar interesante de cara al usuario… Incluso, hasta Google podría llegar a penalizarte por ello.

URLs amigables

En los principales CMS, en el momento en el que escribimos el título, se nos genera la dirección de la página de forma automática.

No obstante, en el caso de que no nos termine de gustar la dirección que se nos ha dado, siempre la podemos llegar a cambiar. Por lo general, también se recomienda integrar aquí la máxima cantidad de palabras claves posibles porque, de esta manera, es mucho más sencillo que el buscador nos pueda llegar a indexar.

Encabezados

Es importante darle una buena estructura al texto y una de las mejores fórmulas para poder hacerlo es utilizando encabezado gracias a las etiquetas

,

,

No sólo es algo interesante para conseguir que el texto sea más ameno de cara al usuario, sino que también lo va ser para que Google pueda darle mayor valor al texto. Además, si eres capaz de poder integrar alguna palabra clave en los encabezados, mucho mejor.

Fuentes externas

A Google le gusta mucho que se contraste la información y una de las fórmulas para indicarle que lo estamos haciendo es precisamente mediante la utilización de fuentes externas. No nos cuesta nada poner un link al sitio en donde hemos obtenido la información.

Palabras claves en el contenido

Por supuesto, no se nos debe olvidar introducir las palabras claves en el propio contenido. Eso sí, siempre y cuando queden bien en contraste con el resto del texto y las destaquemos utilizando algún recurso como estilo negrita o cursiva.

Aquí es donde entra en juego el concepto de densidad de palabras clave; nos estamos refiriendo a la cantidad de veces que se repite una keyword a lo largo del artículo.

No es recomendable “jugar” con una extensión que supere el 1,5-2%. La razón de ello es que Google podría llegar a pensar que el artículo está sobre-optimizado, y no darle el valor que se merece.

Vale la pena que escribamos de manera natural para lograr los mejores resultados.

¿Hasta qué punto es importante la extensión del artículo?

A los buscadores también les interesa que escribamos contenido extenso, enriquecido, que atraiga sus algoritmos y que, además, también sean artículos valorados por el usuario.

Lo cierto es que a mayor extensión del artículo, mayores posibilidades de que ascienda a las primeras posiciones del buscador, aunque existe un “pero” a considerar:

Son muchos los usuarios que redactan sin más, con el objetivo de alargar lo máximo posible el artículo, repitiendo información, u ofreciendo datos inexactos que no ayudan al artículo, sino que lo hace más complicado de leer, y mucho menos valioso.

Te podemos asegurar que vale la pena que escribas un artículo de 1000 palabras, enriquecido, con recursos como imágenes, vídeos, enlaces externos y que tardes un día, que escribas uno de 3000 palabras con contenido alargado, sin formatear y sin sentido.

Lo único que harás será perder el tiempo.

Con estas claves empezaremos a crear contenido de alta calidad que será tenido en cuenta por Google y que rankeará muy bien y muy rápidamente. Ya que como todos los SEOs dicen en varios sitios que el contenido es el rey .

About the author /


Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Entérate de todo

¡Compártelo!
Las reglas de oro para escribir artículos orientados al posicionamiento