USB o cómo el pendrive ha cambiado la forma de almacenar y compartir información.

La memoria USB es un dispositivo de almacenamiento de datos que puede conectarse directamente a un puerto en el ordenador y que utiliza memoria flash para guardar  archivos. Pese a su aparente simplicidad, este pequeño invento ha revolucionado la forma de almacenar y compartir la información y se ha vuelto imprescindible para muchos como herramienta diaria, tanto de trabajo como de ocio. Por eso, en este artículo queremos repasar la historia y el funcionamiento, así como los usos más sorprendentes, de unos de los dispositivos más usados como medio de comunicación y transmisión de datos en la actualidad.

Un poco de historia

Pese a que el pendrive como tal no irrumpió en nuestras vidas hasta mediados de los años 2000, las primeras unidades flash fueron fabricadas por la empresa israelí M-Systems en el año 1999 y bautizadas como Disgo. Sin embargo, como suele pasar, no fue su inventor, sino una empresa americana, quien lanzó el invento al gran mercado de masas.

Así pues,  a finales de los noventa, la multinacional IBM empezó a comercializar las memorias USB fabricadas en Israel y lo hizo bajo el nombre de DiskOnKey, al tiempo que otra empresa de la competencia, Trek Technology lanzaba su modelo ThumbDrive. Ambas se empezaron a promocionar como el sustituto del disquete, muy popular por aquel entonces, y rápidamente le ganaron el terreno, especialmente porque, a diferencia de los antiguos disquetes y también de los discos (CD y DVD) que en aquel momento estaban en pleno auge, las memorias flash eran resistentes a factores ambientales, como el polvo y los arañazos, mucho más rápidas y con mucha más capacidad de almacenaje. Además, no necesitan un lector específico, lo que facilita su uso en diferentes equipos.

Artículo USB

Unos puntos fuertes a los que habría que sumar su durabilidad, ya que una memoria flash almacenar datos durante 10 años o más. Al menos eso dicen algunos fabricantes, que aseguran que la información se mantiene sin problemas en estos dispositivos durante más de una década. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la información almacenada en un dispositivo de memoria USB lo está en forma de carga eléctrica y que ésta no está 100% aislada, por lo que puede desparecer, por ejemplo, si el pendrive no está protegido de campos magnéticos.

Sea como fuere, la evolución que ha comportado este pequeño invento es indiscutible. En pocos años ha dado un giro radical a la forma de almacenar y compartir información, desde archivos y ficheros de datos hasta fotos, música, películas o series, un hecho que ha motivado que, cada vez más dispositivos se equipen con puertos USB. Ahora, por ejemplo, es posible encontrar coches, equipos de música, televisores y un sinfín de productos que nos permiten enchufar nuestro pendrive para transmitir datos de todo tipo.

Nuevos usos del USB

Además, su funcionalidad, su simplicidad de uso, sus prestaciones y su reducido tamaño, ha propiciado la aparición de nuevos usos. Por ejemplo, como regalo promocional, incorporándose así al marketing a través del merchandising de empresa.

Las memorias USB personalizadas se han convertido en uno de los regalos publicitarios estrella para muchas empresas, desplazando a los clásicos bolígrafos. Su éxito en este campo se debe al hecho de  que ofrecen varias opciones de personalización (diferentes modelos, materiales, colores, impresión del logotipo de la empresa) y, además, resultan muy útiles para quien los recibe.

USB-personalizados-empresas

Pero más allá de su papel para el almacenamiento de ficheros y de sus usos como arma promocional, los dispositivos USB pueden usarse para infinidad de cosas. Es posible, por ejemplo, instalarle a nuestro pendrive un programa que le otorga las funciones de una llave (literalmente) de modo que permite bloquear nuestro ordenador. De esta manera, bastará con sacar la memoria del puerto USB para que nuestro dispositivo quede bloqueado y no lo pueda usar nadie que no seamos nosotros y volver a insertarla para que el ordenador funcione con normalidad otra vez. Otro interesante uso que podemos darle a una memoria flash es usarlo para aumentar la velocidad de Windows. Bastará con instalarle un programa específico para este fin.

 

 

About the author /


Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Entérate de todo